lunes, 20 de marzo de 2017

En el 127 aniversario del nacimiento de Carlos Kozel, la Organización Colegial Naturopática trae a la memoria su labor Naturopática realizada a lo largo de su dilatada existencia

En el 127 aniversario del nacimiento de Carlos Kozel, la Organización Colegial Naturopática trae a la memoria su labor Naturopática realizada a lo largo de su dilatada existencia, la cual fue muy considerable y digna de admiración, porque revela su amor al estudio, su firme vocación docente y su gran espíritu de sacrificio en favor de los que sufren.

Carlos Kozel nació en Alemania el 20 de marzo de 1890, y desde sus primeros años ya puso de manifiesto su carácter decidido y una fuerte inclinación al estudio.

En plena juventud contrajo una grave enfermedad que puso en serio peligro su vida; pero Dios le reservaba una importante misión.Tal vez aquella dolencia formaba parte de los designios divinos a fin de despertar en el joven enfermo el mas vivo interés por la Naturopatía.

Gracias a su fe y a la observancia de estos principios consiguió conservar su salud hasta una edad avanzada.

Sus estudios se centraron, pues, en los grandes maestros que la Naturopatía ha tenido: Priessnitz, Kneipp, Kuhne, Lust, Just y otros muchos.

A partir de entonces ya no cejó a lo largo de toda su vida en su empeño de ampliar y perfeccionar sus conocimientos, que le convirtieron en una autoridad en esta rama de la ciencia.Gracias a su sistema de curación miles de enfermos de varios países han recobrado la salud.

En el año 1927 se traslada a Sudamérica, realizando su labor docente, divulgadora y altruista de los métodos naturales de curación en Brasil, Argentina, Bolivia, Chile, Perú, Colombia y otros países latinoamericanos. Más tarde se establece en Puerto Rico, desde donde irradia una magnífica labor que se extiende por México y toda la América Central.

Carlos Kozel recorrió todos los continentes y vivió por algún tiempo en muchos países por él visitados; de esta manera pudo estudiar atentamente la vida, las costumbres y los problemas relativos a la salud y alimentación de sus habitantes para poder ayudarles con mayor eficacia.

Muchas de sus obras fueron originalmente escritas en alemán, siendo luego traducidas al castellano. Empezaron a editarse en Argentina en forma de fascículos para, posteriorniente, ser publicadas en libros con diferentes títulos.

Sus obras obtuvieron el más positivo de los éxitos. Se hicieron varias ediciones que rápidamente se agotaron, y se publican actualmente en varios países: México, Colombia, Perú, Chile, Filipinas...

La obra de Carlos Kozel ha conseguido muchos discípulos del naturismo, ha interesado a los profesionales de la Naturopatía y la práctica de sus métodos se desarrollan en clínicas y centros de rehabilitación, inspirando incluso la formación de nuevos centros divulgadores de los sistemas naturales de salud.

En todos sus libros destaca los dos factores primordiales del bienestar físico y espiritual: los dones de la Naturaleza ( aire puro, sol, abstinencia, ejercicio adecuado, reposo, dieta apropiada, agua) y confianza en el poder divino.

Con el método de vida física y espiritual de Carlos Kozel, el enfermo se cura y el que está sano conserva su salud. Esta es la esencia de la Naturopatía; estos son los principios que inspiraron enérgica y seriamente al autor.

Después de una larga y fructífera existencia enteramente dedicada al bien de la humanidad, Carlos Kozel falleció a la edad de 99 años, de muerte apacible y natural.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada